La Roma que me gusta


Al viajar a Roma por primera vez, enseguida te das cuenta que volveras...y a mi me tiene atrapada.
Son muchas las visitas “obligadas” e incontables los rincones por los que pasear para acabar de disfrutar y descubrir cada uno de sus secretos.


Y creedme que merecela pena.


Pero la Roma que me gusta está muy lejos del Coliseo, de la plaza de España o del Panteon...
Es el callejear por cualquier "cuartiere" alejado del centro turistico, es descubrir por sorpresa un parque o una fontana, tomarme un cafelatte con un corazón de espuma en el bar de Mauricio mientras ojeo "la repubblica", son las contraventanas de madera que dejan asomar la claridad a las 5 de lamañana, es madrugar para comprar especias en el Campo di Fiori, sentarse a la orilla del Tevere, tomar una granitta al terminar las clases mientras regreso a casa paseando e indicando a los turistas en mi "perfecto italo-ingles" donde esta el metro,es imaginar ser Anita Ekberg cuando regreso a casa en la noche y paso ante la Fontana de Trevi, es alquilar una moto y volverte loca con el empedrado y el caos circulatorio mientras intento hacer una burda representación de Vacanze in Roma, es dejarse engañar por el "dulce italiano", pararse en cualquier puesto de comida en la calle y parlar (siempre a voces y con muchos gestos)con los tenderos.

La ciudad eterna.... hace que el tiempo pase mucho mas deprisa..y está llena de contradicciones...

2 comentarios:

  1. Me encanta Roma! Algún día iremos juntas!
    Y tu haz todo eso que dices pero no me alquiles una moto, que te quiero de vuelta... viva!
    ;)

    ResponderEliminar
  2. Es la callejuela de la fontana de trevi por la noxe, es la boca de la verita, los inmensos pasadizos subterraneos de las catacumbas, es estar en el coliseo y reflexionar sobre todo, es discutir sobre que el madrid es mejor que el barca con unos buenos italianos, la pizza de pasta fina de las calles, el foro romano incluida la boda que se celebraba allí ese día...en definitiva es empaparse de toda la historia que rezuman sus piedras

    ResponderEliminar